CUÁNTO CARDIO HACER SI QUIERES PERDER PESO

01 Feb CUÁNTO CARDIO HACER SI QUIERES PERDER PESO

Cuánto cardio se debe hacer es una pregunta muy común entre las personas que quieren perder unos kilos. Aquí te ayudamos a organizar tu rutina para conseguirlo.

Esta duda abre un debate que, hoy por hoy, no está cerrado.

Estos son los aspectos fundamentales para diseñar un programa de entrenamiento cuyo objetivo sea la pérdida de peso bajo parámetros de seguridad:

Tenemos que tener en cuenta dos premisas: ingerir menos calorías y quemar más.

De esta forma, el plan de entrenamiento debe perseguir producir un gasto calórico alto y elevar el gasto metabólico.

Hay tres factores dentro de un entrenamiento cardiovascular que no debemos perder de vista cuando nuestro objetivo es la combustión de las grasas: tiempo, frecuencia e intensidad.

Cuánto cardio se debe hacer para adelgazar

¿Cuál es la duración y la frecuencia que hay que aplicar en el entrenamiento para metabolizar las grasas y convertirlas en sustrato energético? Sin ánimo de dar recetas universales y partiendo de conclusiones de estudios, te damos una solución.

En un sujeto sano con sobrepeso y sin condicionantes en sangre o físicas:

El tiempo durante el que hay que hacer ejercicio cardiovascular para que comience la metabolización de las grasas y se conviertan en fuente de energía comienza a partir de los 40 minutos.

Ojo con alargar el tiempo de entrenamiento cardiovascular, pues si no se está lo suficientemente entrenado, nos puede llevar a lesiones innecesarias y al sobreentrenamiento.

De este modo, dependiendo de la persona, la duración de un trabajo cardiovascular variado iría de 40 a 60 minutos, con una frecuencia de entre 4 a 5 veces a la semana.

¿Y qué pasa con la intensidad?

Dependerá de la forma física de la persona que esté realizando el programa de pérdida de peso. Por eso, es importante la intervención de un especialista que teniendo en cuenta todos estos y otros baremos sea quien fije la duración, frecuencia e intensidad de las sesiones.

La intensidad puede medirse con un pulsómetro. Si la persona está entrenada, puede trabajar en la franja de intensidad moderada-alta 65 % – 80 %. Y si no lo está, debe mantenerse en una intensidad baja de 50 % a 65 %.

Es importante destacar que elevar el gasto metabólico es un objetivo que hay que perseguir en los programas de pérdida de peso. Aunque este artículo se centra en el aspecto cardiovascular, el entrenamiento de la fuerza es condición necesaria si queremos llegar a una quema de grasas efectiva.

De hecho, es uno de los condicionantes que nos va a llevar a aumentar el gasto metabólico. Así que, si en algún momento pensaste que para perder grasa lo mejor es hacer solo cardio, desecha esa idea.

Para aprovechar los efectos del ejercicio cardiovascular moderado de larga duración y el de alta intensidad, lo mejor es realizar una combinación de ambos.

En cualquier caso, si tu objetivo es perder peso, además de mantener unos hábitos de alimentación adecuados, es conveniente programar un entrenamiento personalizado con un profesional.

Sin comentarios

Publicar un comentario