10 Ago LAS CUATRO FASES DEL ENTRENAMIENTO PERSONAL (3/4)

El entrenamiento debe estar adaptado a la persona a quien va dirigido.

En artículos anteriores veíamos en qué consisten las fases 1 y 2 de un entrenamiento. Aquí nos centramos en la siguiente fase.

Fase 3: Programa de entrenamiento personalizado y con diferentes opciones virtuales y presenciales

El entrenamiento debe adaptarse a las características, necesidades y objetivos particulares de la persona a quien va dirigido porque cada persona tiene un punto de partida diferente y podrá alcanzar una meta distinta. El asesor o asesora define previamente ambos factores a partir de la información facilitada por el o la deportista (fase 1) así como por los test o cuestionarios en los que ha evaluado su estado de salud y condición física (fase 2).

El entrenamiento puede constar de fase muscular y cardiovascular, puede contener ejercicios específicos de consecución de objetivos, etc. En cuanto a las opciones para seguirlo, puede completarse a distancia, con sesiones de entrenamiento presencial, con entrenamientos por Zoom. Puede ser en el gimnasio, en casa, en un parque… Las opciones son muchas y variadas, como puedes ver en diferentes artículos de mi blog. Pero el entrenamiento siempre va a constar de macrociclos, mesociclos y microciclos de acuerdo con los cuales se va a ir progresando y avanzando en la consecución de los objetivos.

Si las dos fases previas se han hecho de forma correcta, el programa de entrenamiento estará ajustado correctamente a cada deportista y, por tanto, se lograrán los objetivos definidos.

En mi próximo artículo sobre las fases del entrenamiento personalizado, me centraré en la fase 4: Evaluación del entrenamiento.

¡Si tienes preguntas sobre las fases de un entrenamiento, ponte en contacto conmigo! ¡Estaré encantada de resolver tus dudas!

1Comentario

Publicar un comentario