24 Abr OBJETIVO: ABDOMINALES CRISS CROSS

Con este sencillo ejercicio, además de ejercitar el abdomen, vamos a trabajar otros aspectos como la coordinación y la concentración. Se puede realizar en cualquier lugar (en casa o en el gimnasio) y no precisa material auxiliar.

Hay que tener en cuenta desde el principio que no se padezca ninguna patología cervical, dorsal ni lumbar, así como ningún otro malestar físico previo.

Tipo de ejercicio abdominal: ABDOMINALES CRISS CROSS

Posición inicial

  • Túmbate boca arriba sobre la colchoneta.
  • Coloca las manos detrás de la cabeza o de las orejas (preferiblemente sin entrecruzar los dedos, salvo si se siente tensión cervical), activando la cintura escapular.
  • Contrae la franja abdominal y despega con ello los hombros y las escápulas del suelo, teniendo cuidado de no generar tensión en las vértebras cervicales.
  • Mira hacia el ombligo sin pegar la barbilla al pecho, manteniendo una distancia de separación de una pelota de tenis aproximadamente.

 

Cómo se ejecuta

  • Eleva tus piernas con las rodillas flexionadas, las rodillas quedan alineadas con la línea de la cadera formando un ángulo de 90° (y manteniendo las tibias para que quedan paralelas al suelo).
  • Flexiona la rodilla derecha y llévala hacia tu hombro izquierdo (codos detrás y pierna contraria extendida). En transición fluida desde la posición anterior, gira ligeramente el torso para acercar el hombro izquierdo a la rodilla derecha (codos detrás y pierna contraria extendida).

 

Consideraciones

  • Debes mantener apoyada la zona lumbar en todo momento en la colchoneta.
  • Coordina la inhalación y la exhalación con el movimiento: haz que el final de la exhalación coincida con la parte final de la torsión y haz la inhalación cuando el diafragma esté lo más dilatado posible, justo en la transición entre los giros.

 

Concéntrate para coordinar bien brazo y pierna contrarios y… ¡abdominales criss cross a tope!

Sin comentarios

Publicar un comentario