22 May OBJETIVO: ELEVACIÓN DE TALONES (DE PIE)

La elevación de talones de pie es un ejercicio sencillo que puedes realizar en cualquier lugar (en el gimnasio, en casa, en la calle…). Además, no necesitas utilizar material para su ejecución.

Además de trabajar los gemelos, con él entrenas otros músculos de la parte inferior de la pierna. Vamos a destacar los aspectos básicos de este ejercicio.

Hay que tener en cuenta desde el principio que no se padezca ninguna patología cervical, dorsal ni lumbar, así como ningún otro malestar físico previo.

Tipo de ejercicio: ELEVACIÓN DE TALONES (DE PIE)

Posición inicial

  • Con los pies al ancho de los hombros o un poco más abiertos, elevamos los talones desde el suelo.
  • Las rodillas están ligeramente flexionadas y la espalda recta y larga (debe mantenerse así durante el movimiento).
  • El pecho y el core han de estar activos y el torso firme.

Elevación de talones (de pie). Rosario Outón

¿Cómo se ejecuta?

  • Mientras subes los talones, presiona el suelo con la punta de los pies con máxima intensidad; en ese momento notarás que los gemelos se contraen fuertemente, aguanta un segundo o dos segundos arriba y vuelve a bajarlos, sentirás ahora cómo se estiran los gemelos.
  • Atención: si no apoyas los talones en el suelo, la congestión será mayor; puedes probar colocando la parte media y delantera del pie sobre el piso y la otra mitad fuera de él (situándote en el filo de un desnivel, como un escalón, un step, etc.). Esto te va a permitir que la flexión y extensión del tobillo disponga de un recorrido mayor, de forma que cuando el tobillo forme un ángulo de 90° la mitad del pie que ocupa el talón se mantenga suspendida en el aire. Realiza la flexión plantar de forma suave, sin rebotes.

Si ves que pierdes el equilibrio, agárrate a una superficie estable (pared, barandilla, etc.). Céntrate en ejecutar correctamente el ejercicio, pues en esta ocasión mantener el equilibrio pasa a un segundo plano.

Si necesitas ayuda, asístete y localiza bien el músculo que estás trabajando. ¡Vamos!

Sin comentarios

Publicar un comentario