20 Nov OBJETIVO: FONDOS DE TRÍCEPS EN BANCO

Los fondos de tríceps en banco son uno de los ejercicios más fáciles y efectivos para conseguir trabajar dicho músculo y, a su vez, eliminar la flacidez del brazo y fortalecerlo.

Hay que tener en cuenta desde el principio que no se padezca ninguna patología cervical, dorsal ni lumbar, así como ningún otro malestar físico previo.

Tipo de ejercicio: FONDOS DE TRÍCEPS EN BANCO

¿En qué consiste?

Es un movimiento de autocarga que consiste en la flexoextensión de los codos hacia atrás, colocando previamente las manos en un banco ubicado a la espalda.

¿Cómo se ejecuta?

De espaldas a un banco y con las manos separadas al ancho de los hombros, flexionamos los codos hacia atrás acercando la cadera al suelo. La extensión de los codos sigue el mismo recorrido pero en sentido inverso. La inhalación se produce en la flexión y la exhalación en la extensión.

Posición inicial

Fondos de tríceps. Posición inicial. Rosario Outón

  • Los pies hacia delante y separados al ancho de caderas.
  • Los talones anclados al suelo.
  • Las rodillas ligeramente flexionadas.
  • El tronco firme.
  • La espalda recta y larga.
  • El pecho fuera y la zona lumbar activa.
  • El abdomen contraído.
  • La cabeza alineada con la columna.
  • Los codos ligeramente flexionados.
  • Manos encima del banco con los dedos hacia delante superpuestos en el borde de este.

 

Ejecución del movimiento

Fondos de tríceps. Posición final. Rosario Outón

  • Flexionamos lentamente los codos para que la línea de la cadera descienda hacia el suelo, hasta llegar a formar un ángulo de 90 grados con los brazos.
  • Los hombros han de permanecer bajos (alejados de las orejas). El cuello largo.
  • La espalda ha de permanecer recta y pegada a la línea del banco.
  • Los codos deben flexionarse sin separarse de las costillas.
  • El torso ha de bajar en vertical y lo más cerca posible del borde del banco durante el rango de movimiento.

 

Cuando ya domines la técnica, si quieres exigirte un poco más, coloca un disco de 5 kg (o menos) sobre tus piernas y… ¡no dudes en intentarlo!

Sin comentarios

Publicar un comentario