SENTADILLA PROFUNDA VS. SENTADILLA NORMAL, ¿CUÁL ES MEJOR?

01 Sep SENTADILLA PROFUNDA VS. SENTADILLA NORMAL, ¿CUÁL ES MEJOR?

Sentadilla profunda, sentadilla convencional… Seguro que has oído hablar de las distintas variantes de este conocido ejercicio. En este artículo analizaremos las ventajas y las desventajas de estas dos sentadillas.

¿Cómo se ejecutan?

La sentadilla profunda es aquella en la que la cadera baja por debajo de la línea de las rodillas, mientras que la sentadilla convencional es aquella en la que la línea de las rodillas queda por encima de la línea de la cadera. Esta última también es conocida como sentadilla a 90°. Un rango inferior a ese daría lugar a una media sentadilla.

¿Qué sentadilla es mejor?

En la actualidad existe un intenso debate en torno a este tema, hasta tal punto que hace que surjan debates paralelos. ¿Hasta dónde debemos bajar para que una sentadilla sea eficaz? ¿Qué profundidad debe tener para que cumpla los criterios básicos a la hora de entrenar? ¿Hay algún riesgo para las rodillas al ejecutar la sentadilla profunda?

En todo momento hablamos de un sentadilla ejecutada con el propio peso corporal, sin cargas externas. En caso contrario, siempre recomendaremos cuidar el peso en la sentadilla convencional. Y es que como no hay que bajar por debajo de la línea de las rodillas, se tiende a colocar una carga excesiva que compromete la técnica.

Sentadilla profunda

En el caso de la sentadilla profunda:

  • Utiliza un rango máximo en la ejecución del movimiento, lo que estimula el trabajo de los diferentes tejidos conectivos de las articulaciones (cadera, rodilla y —algo menos, pero también— tobillo).
  • Potencia el trabajo de los glúteos y la estabilidad lumbo-pélvica, lo que provoca que sea muy entrenada para mejorar la potencia explosiva de las pliometrías.

 

Y en respuesta a la pregunta que plantea el artículo: no hay una sentadilla mejor que otra. Son ejercicios diferentes con objetivos diferentes. Ninguno de los dos es lesivo; eso sí, siempre que se ejecute con la técnica correcta. En cualquier caso, siempre debes empezar por la sentadilla normal o convencional. Cuando tengas la técnica totalmente controlada, puedes pasar a ejecutar la sentadilla profunda.

Es recomendable hacerse un chequeo médico antes de iniciar la actividad. Tenemos que tener en cuenta si padecemos alguna sintomatología previa, patologías o lesiones y, si es la primera vez que ejecutamos el ejercicio, es muy recomendable que sea guiado por un entrenador o entrenadora personal.

Plantéate cuál es tu objetivo y entrena con un tipo u otro de sentadilla o combinando ambos para que tu entreno sea lo más completo posible.

Sin comentarios

Publicar un comentario